Skip to content

El momento es ahora

14 septiembre, 2011

Ha sido un verano de no parar y de no llegar. Cuando cuentas con la *variable* de tener una pitufa de dos añitos de vacaciones, cualquier cálculo de tiempo y disponibilidad para trabajar es absolutamente aleatorio… y siempre muchísimo menor que el que necesitas. Eso no significa que no haya trabajado: HE, y mucho, -ya os contaré cuál ha sido el súper ilusionante proyecto al que he dedicado mis horas de sueño-, y pronto espero que empiecen a florecer planes y proyectos. ¡Falta me hace!

Mientras tanto, en tres días se me han acumulado dos eventos importantes. A saber: primero, el sábado se casó mi hermano.

Encuentro que en las bodas pasa un poco como en navidades: son momentos felices y que disfrutas a tope con la gente que quieres pero también echas “más de menos” a la gente que te falta, no? Yo ejercí de madrina; eché infinito de menos a mis padres… pero ahí estaba toda la familia Cobián para “apuntalarnos” a mi hermano y a mí en ese momento. Y la verdad es que fue un día estupendo y acabamos con ese cansancio-mortal-me-van-a-tener-que-amputar-los-pies-pero-lo-he-pasado-genial tan agradable. Y ahora que coman perdices, McPollo o lo que quieran… pero que se cumpla el cuento: que sean MUY felices.

Y lo segundo fue tener la oportunidad de escuchar a Pilar Gómez-Acebo en la Pink Slip Party del lunes. Y eso también fue importante.

Pilar tiene una fuerza, decisión y sabiduría que abruma. Pero a la vez es tan cercana y accesible… que aún abruma más. A todos los que allí estábamos nos dio un buen repaso y luego un bálsamo de esperanza, energía y perspectiva que resultó súper motivador.

En PNL (programación neuro-lingüística) se dice que la comunicación eficaz te puede llevar a un estado de trance. El trance no es ni más ni menos que un momento en que dejamos que nuestra mente inconsciente se ponga “por delante” de la consciente… pues Pilar activó nuestras ideas y sensaciones de tal manera… que nos dejó en trance.

No voy a repetir todas sus palabras, pero sí muchas de sus ideas y la impresión que dejaron en mí.

Por supuesto que están mal las cosas. Por supuesto que estamos en crisis. Por supuesto que todo es más difícil. Por supuesto que han cambiado las cosas. Pues a cambiar toca. A cambiar nuestra forma de ver la realidad y de actuar.

El tiempo que pasas preocupándote estás simplemente perdiendo el tiempo en recrear en tu mente cosas que no quieres

Pilar nos dejó muy claro que esta crisis es fundamentalmente y en primer lugar, humana. Hasta que no cambiemos nuestra forma de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás, no avanzaremos. Y seguimos obsesionados con pillar parte del pastel del “trabajo para toda la vida en un gran banco” cuando ese pastel ya se lo comieron otros!!

Sólo piensa que los dos sectores que más facturan hoy en el mundo, hace 15 años no existían: la telefonía móvil y el fitness (siempre ha existido la necesidad de comunicarse y el hacer ejercicio, eso sí). Deja de obsesionarte por lo que está pasando y empieza a pensar en lo que quieres que pase.

~ Primero: piensa en ti

No me refiero en términos de egoísmo, sino de conocerte. Piensa en ti. En qué te pasa por dentro. En lo que tu corazón y tu ADN te dicen.

Olvídate de lo que esperan los demás de ti, de lo que espera la sociedad, tus padres, amigos, pareja, hijos… incluso olvídate de lo que hasta el momento has esperado tú de ti mismo. Concédete unos minutos de tranquilidad contigo mismo y trata de llegar a ese “trance” en el que nada de fuera parece importar, nada anterior es relevante, sólo las sensaciones que vienen de dentro y el ahora mismo.

Ahora mismo – olvídate de tu profesión – ¿cuál es tu vocación? ¿Qué te ha salido bien en la vida? ¿Qué haces que te gusta, que te agrada, te hace sentirte bien? ¿Qué te hace crecer?

Debemos empezar por nosotros mismos. Por pensar más y actuar después. Por aprovechar todo lo que tenemos dentro que hemos dejado adormilado por obsesionarnos con una profesión, unas expectativas, una percepción de la realidad que a lo mejor ya nada tiene que ver con nosotros, con nuestras circunstancias ni con el mercado.

No importa cómo te ganas la vida o para quién creas que trabajas, tú sólo trabajas para una persona: para ti mismo. Pregúntate ¿qué vendes y a quién?

Dice Pilar que quien hace lo que le gusta, se convierte en un gran profesional y quien no, se convierte en un mercenario. Puede que haga muy bien su trabajo, pero sus motivaciones y sus satisfacciones no están en el trabajo en sí, sino en la remuneración y estatus que obtiene de él.

Porque ser feliz y tener éxito no son necesariamente lo mismo

No es que actuar así me parezca mal: es que esa forma de trabajar está caducando. Es que es muy duro y frustrante trabajar así – es mucho más difícil encontrar trabajo así y mucho más duro perderlo. Según estudios de la Comunidad Europea, en 2020 un 60% de la población laboral padecerá depresión por falta de tolerancia a la frustración. ¡No te dejes! Que ese no seas tú.

Los tiempos difíciles no lo son para siempre, pero la gente difícil sí puede serlo

El mercado se ha puesto más exigente que nunca y busca los mejores profesionales en lo que hacen. Exige que tengas autoconocimiento de tus aptitudes y actitudes, exige que tengas seguridad en ti mismo, adaptabilidad, capacidad de trabajo en equipo y polivalencia.

El mercado busca gente especializada a quien le ilusiona lo que hace, a quien le satisface, crece y se entrega en lo que hace. Porque ningún trabajo es perfecto, de hecho, en todos tenemos que hacer cosas que ni nos gustan ni nos apetecen, pero si el componente esencial de tu trabajo es algo que te gusta, que te motiva y encima es útil como para que alguien te pague por hacerlo… el resto será mucho más llevadero.

~ Segundo: Piensa en los demás

Olvídate del mercado de productos y servicios: hoy lo que tiene relevancia son las relaciones. Hay que dejar de defenderse y empezar a relacionarse. Pensar más en el cómo que en el qué. ¿En qué eres mejor que los demás y les puedes aportar? Ahí está tu diferencia comparativa.

Dejar de pensar en términos de “yo tengo/yo consigo” y pasar a “yo con los demás/yo aporto a los demás” es la clave del éxito en este momento.

Aportar – DAR A GANAR a los demás, ahí dice Pilar que está la clave. Y como bien dice, dar a ganar no es regalar: no debes regalar tu trabajo porque o bien es un desprecio hacia tu propio esfuerzo y valía o lo es hacia quien se lo das (“qué bueno y superior a ti soy que te lo regalo”). Dar a ganar es lograr que crezcamos AMBOS.

Me quedo con una idea con la que ya os he machacado pero que me sigue pareciendo clave para lograr algo de felicidad: si alguna vez hubo un momento para seguir tu pasión y hacer algo que te importe, ese momento es ahora. Empieza por mirar en tu corazón… y después fíltralo con la cabeza.

Fuerza y valor!

Si te ha interesado este post, puedes recibir los que escriba nuevos en tu correo o en tu Reader – en la columna de la derecha encontrarás la opción de suscribirte por e-mail o RSS  :D Gracias!.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. 14 septiembre, 2011 13:11

    Me quedo con ésta frase:
    Los tiempos difíciles no lo son para siempre, pero la gente difícil sí puede serlo

    Y una vez mas pienso que las palabras llegan a uno justo en el momento oportuno y mas adecuado. Vamos cuando se necesitan.
    ¿Por qué será tan más fácil aprender que desaprender?

  2. 14 septiembre, 2011 17:31

    Por (al) fin María, esperaba un nuevo post en tu blog con cierta exclusiva ansiedad positiva. (ya me había recorrido todo tu blog desde que lo descubrí) .. y coincido contigo que también he tenido que hacer malabares con el tiempo este verano ya que la peque de 3 años también se merece unas vacaciones … no todo sean guarderías de verano antes de empezar el cole …

    …mmmm… Así que sobre el tema sobre el PNL que has sacado a colación es algo que lo tengo anclado como medio Tabu en mi capazo (el de las naranjas no, el de encima de mi cuello) y la verdad no sabría como empezar ya que he leido tantos post sobre el tema que a veces se contradicen unos a otros los conceptos y prácticas de la PNL (o soy yo mismo quien contradice los términos) … ¿ alguna @recomendación link o algo -entiendase cosa si quieres- para empezar ? … ya que “just google” es demasiado amplio de momento.

    Gracias y Un saludo !!

    • 14 septiembre, 2011 19:37

      O sea que me entiendes perfectamente!!! 😀
      Si lo que quieres es simplemente información sobre la disciplina, yo me iría a las fuentes del saber: Richard Bandler y John Grinder son los creadores, o sea que será lo más “puro” que encuentres al respecto. La disciplina es de los 70, o sea que es bastante nueva y está siendo revisada y adaptada por otras “mentes sapientes” a cada cierto tiempo.
      Personalmente me parece interesantísima.
      Un abrazo!

  3. 14 septiembre, 2011 21:56

    “las fuentes del saber” … estupendo comienzo para tu recomendación.

    Veamos lo que se puede observar con Richard & John…. Here I go! …

    Gracias de nuevo. Salu2 !!

  4. 15 septiembre, 2011 14:36

    Como otras veces, sólo quiero pasarme para quitarme el sombrero por como defines el nuevo escenario en el que nos movemos. Pero esta vez quiero señalar mi especial reconocimiento a cómo describes las emociones. Lograr el estado de trance que mencionas (y que menciona el PNL) es realmente difícil y un resultado complicadísimo en los procesos de comunicación.

    Me resulta difícil señalar por qué recuerdo especificamente a determinados comunicadores. Algunos por un contenido específico, a otros por su empatía e incluso a algunos por su simpatía. Pero a los que no he olvidado nunca es a los que logran ese momento trance.

    Mi respuesta a la típica pregunta sobre que profesor marco tu vida va por ahí. Juro que tuve un profesor que me enseñó contenidos que no he olvidado jamás y que me transmitió mientras silenciaba a más de 20 adolescentes indomables sin interés por ninguna otra materia. Era de historia y creo que más de veinte años después podría escribir sobre el tema y también podría describir con detalle algunas de sus sesiones.

    Con él aprendí, como también reflejas en tu artículo, que lo que se basa en la pasión, en el corazón, en las emociones, se transmite de la misma manera.

    Gracias por la oportunidad de pensar en todo esto y por compartir aportes vitales en estos nuevos tiempos.

    P.D: Hemos visto el blog en una sesión de empleo y web 2.0. A la gente le ha encantado !!

  5. 19 septiembre, 2011 22:45

    Ya te extrañaba! Como siempre es un placer leerte: un baño refrescante para hacerte pensar… Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: