Skip to content

¿Y tú dónde vas con ese Currículum?

16 noviembre, 2011

Genial Forges

Generalmente, podemos considerar que hay dos vías diferenciadas para lograr un trabajo:

1. Por contactos, sean del nivel que sean

2. Resto

En función del nivel del contacto, a veces el CV no es más que un mero trámite que se pide “para que Recursos Humanos lo tenga guardado en la ficha de empleado”, pero nada más. Y en el otro lado de la balanza están los CVs que, literalmente, deben “hacer virguerías” para que un seleccionador que no te conoce de nada ni te debe ni la hora, se fije y se decida a levantar el teléfono y llamarte.

En niveles ejecutivos o de gestión, es mucho más habitual acceder a los puestos a través de contactos que con el envío de CVs a las diferentes ofertas laborales. Pero no está el horno para bollos y conviene tocar todos los palos posibles para aumentar las posibilidades. Es decir: tienes que tener un Currículum PELOTUDO estés en el nivel que estés.

¿Que el Currículum está más Mortis que Vitae? eso estaría genial. Y que cada uno supiera gestionar su Marca Personal, manejar la red para demostrar lo que sabe hacer, gestionar los contactos para que le broten las oportunidades, y sobre todo, que fuéramos todos súper currantes, honestos y buenas personas. Eso lo haría todo muchísimo más fácil.

Pero hasta que ese momento (de verdad) llegue, y a no ser que iniciemos una huelga de “Currículums caídos”, lo cierto es que sigue siendo requisito sine qua non para lograr un puesto. O sea que, insisto: más os vale que el vuestro sea PELOTUDO. Más os vale daros cuenta que hoy por hoy probablemente sea el documento profesional más importante que tengáis nunca que escribir. Más vale no tomárselo a la ligera.

¿Que no debería ser así? ¿qué es imposible que un documento unidimensional, lineal, refleje toda la riqueza, habilidad, capacidad y potencial que hay en cada uno? Todo ello es cierto. Por eso os hablo de vuestra Marca Personal, por eso os insisto en que aprovechéis todo lo que está a vuestra disposición para dejar de ser unidimensionales y pasar, al menos a ser bidimensionales. Pero seguís necesitando un Currículum. Y lo que es más importante, antes de empezar ni siquiera a pensar en ese documento: necesitáis saber DÓNDE VAIS.

Muchísima gente me solicita el servicio de reescritura de Currículum, y no os hacéis a la idea cuántos de esos, a mi primera pregunta antes de ni siquiera empezar a hablar de dinero de “¿Cuál es tu objetivo profesional?” me responden con vaguedades tipo: “pues seguir haciendo más o menos lo mismo”, “pues con lo complicado que está todo, tendré que conformarme con…”, “pues  no sé, algo de lo mío”…

Pues que sepáis que sin un objetivo profesional, cualquier Currículum no es más que otro desechable, del montón. Hombre, a alguien le toca la lotería en cada sorteo o sea que no quiero decir que haya CERO posibilidades, pero ¿queréis jugaros vuestro futuro profesional a un número, como la lotería?

Objetivos. No tienes ni idea lo que eres capaz de hacer cuando te inspiran. No tienes ni idea de lo que puedes llegar a hacer cuando crees que ellos. No tienes ni idea de lo que ocurrirá cuando te pongas en marcha para lograrlos ~ Jim Rohn

Los seleccionadores tienen más que nunca la sartén por el mango, y hay decenas de candidatos extremadamente bien cualificados para los puestos haciendo cola en la puerta. Eso significa que el CV que reciban tiene que GRITAR: soy el candidato perfecto para vosotros y este papel te lo va a demostrar.

Y sólo se puede ser el candidato perfecto si se encaja con lo que están buscando. Y es imposible encajar perfectamente cuando lo que tienes es un Currículum genérico, anodino, donde lo que se lee entre líneas es “no sé muy bien lo que quiero, pero estoy mandando mi CV a todo el mundo a ver si cuela“. Francamente, no es ese el tipo de empleado/colaborador que se busca en una empresa -de nuevo, con la excepción de que se esté llegando al puesto a través de un contacto y el CV no sea más que un mero trámite-.

Todo el tiempo invertido previo a ponerse a escribir el CV es tiempo ganado. Con algunos de mis clientes estoy hasta un mes entero trabajando hasta que fijan su objetivo profesional. Muchas veces incluso teniendo aparentemente un objetivo claro en mente al empezar el itinerario, para cuando ha pasado ese mes, se dan cuenta de que lo que quieren es algo totalmente distinto.

Pero en el momento en que tomas esa decisión, que defines el destino de tu viaje, todo es mucho más fácil, todo fluye, es más sencillo entender qué es lo que tienes que hacer a partir de ese momento.

Escribir un Currículum -igual que ponerse a tocar contactos para pedir un trabajo-, sin tener claro cuál es tu punto de destino, es ponerse a dar palos de ciego, es no tener el control, es arriesgarse a estar en la misma situación meses después.

No tiene que ser un puesto concretísimo, a veces es algo más general, o es un departamento, un área o un sector. Pero debes tener un objetivo hacia el que dirigirte y que te motive a esforzarte para conseguirlo. Que no sea “lo que se pide ahora en el mercado” si no es lo que encaja contigo – a no ser que no te importe volver a estar en la casilla de salida N meses después.

Un objetivo es la manera de enfocar tu energía de manera directa, positiva y cierta.

O sea que mejor que haya cierta ilusión detrás, cierta motivación, porque a menudo (obsérvese el eufemismo) no es fácil el camino de lograr un trabajo. Qué narices: es que cuesta tanto encontrar un trabajo, que supone el mismo esfuerzo buscar uno que nos gusta que uno que no! Entonces, ¿por qué buscar uno que te da exactamente igual?.

Y una vez que sabes dónde vas, entonces asegúrate que tu Currículum te va a abrir la primera puerta para llegar. No caigas todas las veces en el  montón de los descartados…

Fuerza y valor!

Anuncios
37 comentarios leave one →
  1. 16 noviembre, 2011 21:07

    Otro buen post María. “Buscar trabajo es un trabajo”… y esto se olvida con frecuencia; y también que “La mejor improvisación es la adecuadamente preparada”… En esto nos ganan los anglosajones, más metódicos y previsores, frente a la improvisación (“Ya se me ocurrirá algo…”) typical spanish…

    Creo que a la gente le cuesta mucho definir su “objetivo profesional” porque estamos muy desconectamos de nosotros mismos… Decía Herman Hesse: “La verdadera profesión del hombre es encontrar el camino hacia sí mismo”… Nuestros talentos han sido aniquilados por una educación igualitaria de “copia y pega” que no permite que la diversidad de talentos se manifieste…

    Una vez me decía un conocido directivo: “Hay mucha gente condenada a la infelicidad laboral por no saber elegir bien”.

    Al menos tenemos algo positivo: la voz interior puede ser acallada, pero nunca eliminada. Si encuentras a alguien (un coach) que te permite aflorarla, has encontrado lo mejor de la vida…

    Abrazo.

    • 21 noviembre, 2011 23:40

      Has dado en el clavo. Supongo que conoces más que de sobra a Sir Ken Robinson -talento e inteligencia andantes-, es lectura obligatoria. Impresionante cómo te explica la realidad del sistema educativo actual, se llegan a entender muuuchas cosas.
      Un honor y un placer tenerte por mi cibercasa, y no me olvido que te debo un café Ü

  2. Nuri permalink
    16 noviembre, 2011 21:14

    Muy buen artículo. ¿Por qué es tan difícil encontrar un objetivo? Yo soy enfermera y aún no tengo claro cual es mi objetivo o lo que realmente me gusta dentro de este amplio mundo. Intento pensarlo pero no sé como “encontrarme”, creo que soy incapaz de hacer muchas cosas (y no es por falta de ganas), es por poca confianza en mi misma, por inseguridad…Quiero encontrar mi objetivo y encaminarme a él, pero no logro encontrarlo.
    Me encanta leerte!!

    • 21 noviembre, 2011 22:53

      Se dice que cuando sabes hacer la pregunta correcta, ya tienes la mayor parte de la respuesta. ¿Puede que sea eso lo que ocurre?

  3. jaime sanabria marcos permalink
    17 noviembre, 2011 0:47

    Formidable post, totalmente acertado; saber para qué ha nacido uno es fundamental, pero a veces las “obligaciones mensuales” que nos han impuesto este sistema, nos ciega y nos entorpece en la consecución de este objetivo.
    Algo bueno que tiene quedarse desempleado, es precisamente, que tenemos la opción de hacer un paréntesis en nuestra vida ( yo lo llamo oasis) y explorarnos a nosostros mismos.
    En este viaje interior puedes descubrir, a través de tus recuerdos vitales, qué es lo que te hace vibrar, lo que te hace entrar “en estado de flujo”(Daniel Goleman). A partir de ahí pues…a por ello!
    Al menos de esta forma me lo planteo yo.
    Ahora queda saber transmitirlo en una o dos hojas de papel, a un público, (que salvo unos pocos que suelen trabajar en consultoras o grandes compañías), no ha oído hablar ( ni le interesa) en su vida de las competencias emocionales o ni por asomo, de la busqueda de empleo 2.0…vamos, que ni idea.
    Y esta es la cruda realidad. Así que totalmente de acuerdo, el currículum ha de ser la bomba, pero… ¿cómo hacer eso?

    Enhorabuena por el artículo

    • 21 noviembre, 2011 22:11

      Planteas muchas cosas interesantes en tu comentario, Jaime.
      Permíteme que me quede con el concepto del estado de flujo.
      El estado de flujo, fluir, estar en tu elemento… es un concepto brutalmente revelador y motivante. Pero creo que hay que entenderlo dentro del contexto personal de cada uno y dándole la importancia que tiene el viaje que nos lleva a ese destino. Además no todos tenemos la posibilidad, el coraje o la necesidad de realizar esa búsqueda. En ese caso hay que trabajar la realización, la satisfacción partiendo de lo que tenemos. No con resignación sino con aceptación.
      Muchas gracias por pasarte y aportar, espero que continúe!

  4. Itziar :) permalink
    17 noviembre, 2011 10:58

    Valdría como objetivo encontrar un trabajo compatible con mi vida y mi familia, o según dices esto te abren amablemente la puerta trasera y te dan una patada en donde todos sabemos?? Es decir, es realmente mi objetivo…. pero dudo que sea politicamente correcto… o laboralmente correcto…
    Gracias como siempre!

    • 19 noviembre, 2011 21:34

      Ese es un tema *MUY* espinoso.
      Debería decirte que lo que planteas valdría… como carta a los Reyes Magos :oS

      Por una parte, un objetivo profesional debe ser específico, medible, alcanzable, realista y con un plazo concreto (eso dicen los que estudian estas cosas ;oD) para poder trazar un plan para lograrlo.

      Por otra, entiendo que lo que planteas no es sólo que quieres un trabajo *cualquiera* compatible con tu vida y tu familia, sino un trabajo que te llene, te satisfaga, te pague bien… y además sea compatible con lo demás, no? No digo que sea imposible, pero la realidad -de las mujeres y encima madres como nos pasa a nosotras- es que es la leche de complicado. Un trabajo de 9:30 a 16:00 que te permita encargarte de tus hijos todo el rato excepto las horas que tienen de colegio, que te satisfaga y tenga unas condiciones interesantes… pues se me ocurre que siendo profesora en ese mismo colegio, pero que esa sea tu vocación, claro :o).

      Sí hay trabajos, hay profesiones que permiten compatibilizarlo (haberlas haylas, pocas pero haylas), pero no siempre cumplen todos los requisitos: a veces no son las que te llenan, las que te apetecen o satisfacen, otras no es en el entorno laboral que te encaja, o no pagan suficiente… No es en absoluto política ni laboralmente incorrecto desearlo, pero sí harto difícil que todo se alinee para encontrarlo.

      Lo que yo digo: es el Santo Grial :o) Pero si Indiana puede encontrarlo, nosotras también!

  5. 17 noviembre, 2011 11:06

    francamente bueno y lleno de sugerencias tu post, la cuestión en el CV es que debe ser personal, atractivo y sobre todo yo diría que incitante, tratando de ponerse en el lugar del que lo va a leer y estudiar

    • 19 noviembre, 2011 21:06

      Ahí le has dado!: ponerte en el lugar de quien lo va a leer. Es el mejor consejo posible.
      Gracias por compartir!
      Un abrazo

  6. 17 noviembre, 2011 12:39

    Como siempre, inspirador, María. Es lo mejor que puedo pedir.
    Una buena confección de CV es un pedestal que sirve para coger perspectiva de uno mismo y del panorama. Subir ahí a veces es difícil.
    Las cosas no son sencillas: pero cuanto más si no nos miramos con franqueza al espejo cada día, para reconocernos. Y para definir el viaje de nuestras vidas, con sus puntos de partida y sus destinos deseados.

    • 19 noviembre, 2011 21:05

      Muchísimas gracias, Ramón! *Ü*
      No lo podría decir mejor, por tanto… no lo voy a intentar. La clave es esa: cada uno debe definir el viaje de su propia vida.
      Me encanta que te pases por aquí y compartas. Un fuerte abrazo!

  7. 17 noviembre, 2011 13:01

    Mucha gente no le da la importancia que requiere a su CV, refleja nuestra imagen de cara al seleccionador.

    • 19 noviembre, 2011 20:53

      Radicalmente de acuerdo. Si uno no empieza por darse la importacia que tiene, nadie más lo va a hacer. Y cómo presentas tu trabajo, tus logros, tu valor añadido tiene que estar a la altura de lo que quieres. No es el momento de timideces ni de falsa modestia, no es el momento de ser chapucero o descuidado. Es el momento de ser seguro, directo, centrado, eficaz.
      Cualquier otra cosa supone acabar en el montón de los descartados.
      Gracias por pasarte y comentar!

  8. Oliva Manzorro permalink
    17 noviembre, 2011 21:44

    Muy interesante, eso sí encuentro que hoy nos encontramos con muchas personas con una necesidad de inserción tan alta que su prioridad es trabajar en lo que el mercado les permita, puesto que no se puede hablar de realización personal cuando lo básico y vital no está cubierto. Pero todo lo qe dices me parece muy interesante para los que trabajamos con itinerarios personalizados de inserción ya que ayudar a la persona a identificar su objetivo y a formularlo y tenerlo siempre presente es una fuente de motivación y le da coherencia y sentido a las acciones que consensuamos dentro del itinerario. Ningún itinerario sin objetivos claros y concretos. Saludos, me gusta lo que escribes, yo hace tiempo que quiero hacerlo y , nada, que no termino de lanzarme.

    • 19 noviembre, 2011 20:33

      Lo has dicho perfecto, Olivia. Por cierto, para empezar me encanta tu nombre Ü
      Hay grados y grados de necesidad de encontrar un trabajo. Quien está en Defcon2 ni se plantea si lo que busca tiene remotamente algo que ver con sus objetivos o intereses. Un ejemplo estupendo nos lo dan en la película The Company Men (buenísima, por cierto). Como tu dices, Maslow nos explicó muy bien que hasta que no tienes cubierto el primer escalón de la pirámide, no puedes aspirar a los siguientes.
      Muchísimas gracias por aportar; será un placer seguir leyéndote por aquí hasta que te decidas a “comprar casa propia” ;D
      Un fuerte abrazo!

  9. Eloy López permalink
    17 noviembre, 2011 21:54

    Mi objetivo es desarrollarme como un buen profesional dentro de una gran empresa en el campo de la química y la calidad, que es lo que me gusta y mi formación, sin tener que dejar la vida en esa empresa, sino que esa empresa te ayude a realizar tu vida. Tiene que ser algo recíproco, que las dos partes se reconozcan mutuamente y se ayuden. En definitiva que disfrute con mi trabajo.
    Es posible, que no sea correcto decir esto en una entrevista, pero es lo que siento. Actualmente estoy parado y desesperado. No consigo llegar al final, ya que tras muchas entrevistas, pasa el tiempo y no me llaman, y en casi todas ellas salgo satisfecho y contento. No sé en que fallo, a lo mejor es que no tengo claro mi objetivo, o lo que quieren que diga como mi objetivo. Por favor alguien que me ayude y me de su opinión.

    Muchas Gracias

    • Oliva Manzorro permalink
      17 noviembre, 2011 23:54

      Yo veo que si que tienes claro tu objetivo, Cristóbal. me ha llamado la atención porque en un material didactico en el que colaboré me inventé un ejemplo de itinerario de un joven con ese mismo objetivo. En cuanto a lo que dices relativo a lo de disfrutar trabajando y no dar tu vida a la empresa, tienes razón pero dependerá como lo expreses puede sonar a poco compromiso, no sé si puede ir por ahí la cosa…Piensa que no salir en una seleccion, en o en más… no tiene por qué ser siempre culpa de tu actuación en la entrevista..Saludos y suerte

      • Oliva Manzorro permalink
        17 noviembre, 2011 23:56

        perdón, Eloyyyyyyyyyyy

      • Eloy López permalink
        18 noviembre, 2011 8:28

        Gracias Oliva. Me tranquilizas un poco. Seguiré esperando a que llegue mi oportunidad.

    • 19 noviembre, 2011 20:17

      La verdad es que el único que tiene la respuesta real a esa pregunta es quien te ha entrevistado y ha tomado la decisión.

      Pero sí te puedo decir que, aparte de los aspectos formales y de ajuste con los requisitos del puesto, ha tenido en cuenta otras variables que tú desconoces y que están fuera de tu control: primera, una cuestión de química. Es muy potente el “feeling” que hayáis tenido, cómo hayáis empatizado, cómo os hayáis “sincronizado”. Es algo que se percibe bajo la piel, imposible de trampear.

      Otra cuestión es cómo encajes con la cultura empresarial y el grupo en el que tienen la vacante. Y esto es algo de lo que los candidatos no suelen ser conscientes y que espero que te ayude a relajar tu sentimiento de frustración -y culpabilidad a menudo-: si un seleccionador tiene que elegir entre un candidato que es perfecto para el puesto y uno que es perfecto para la organización… se quedará con este último.

      Por eso a veces pensamos que el puesto está “escrito” para nosotros y no entendemos cómo no nos han elegido. Puede ser alguna de estass razones.

      Dicho lo cual, no te voy a decir simplemente “ánimo, sigue intentándolo” sin más, porque seguro que en tu técnica puedes mejorar mucho, puedes optimizar cómo expresas tu valor añadido, cómo cuentas tu historia. Busca a alguien con quien poder ensayar una entrevista… y luego compárala con mis sugerencias en los posts en los que hablo de las entrevistas de trabajo :o). A ver si te sirve!

      Muchísima suerte.

      • Eloy López permalink
        21 noviembre, 2011 21:30

        Muchas gracias ML.Moreno. Tu tambien me tranquilizas aun más. Debe ser eso, que no tengo en cuenta esos factores desconocidos. Empezaré a ensayarlo un poco.

        Saludos

  10. 21 noviembre, 2011 13:24

    Hola Maria,
    Muy buen post, con reflexiones de rabiosa actualidad, para demasiadas personas que tratan de abrirse un hueco en este panorama laboral tan enmarañado y complejo.
    Cuanta razón tienes, hay que dedicar tiempo y generalmente no poco a fijar el rumbo, a realizar ese análisis introspectivo que integre lo que sé hacer y que nunca pierda de vista lo que me gusta hacer, y, rizando el rizo, que además nos permita vivir dignamente alimentando esas obligaciones financieras que a la mayoría el sistema nos ha impuesto. Vamos, una tarea cuando menos dificil. Pero, efectivamente, el camino será más sencillo si somos capaces de proyectarnos en esa meta, que en nngún caso debería ser una utopía, porque de convertirse en ello, estaríamos perdiendo nuestra energia y se trata justo de lo contrario, de optimizarla al máximo.
    El CV conocido hasta ahora creo que está entrando en una fase de clara revisión; al paso que vamos, será un documento más, importante sí, pero no el único que nos permita abrir la puerta. Cada vez más, tú lo sabes bien, nuestra actividad virtualizada nos permitirá generar relaciones en el mundo real (al menos creo que se trata de eso) y construir nuestra marca personal, nuestra huella y reputación por diferentes vías. Creo que el CV debe de empezar a integrar todos estos elementos para que adquiera diferenciación y se ponga en valor como documento. Sin duda, todas tus recomendaciones son de lo más acertadas para ello.
    Saludos
    Andrés

    • 21 noviembre, 2011 23:50

      Muchísimas gracias por tus aportaciones, Andrés.
      Va a ser increíble cómo van a cambiar las cosas en los próximos años -y no me refiero (sólo) al cambio de gobierno-, porque muchas estructuras están girando sobre sí mismas, los avances tecnológicos están abriendo el mundo en nuestras pequeñas pantallas y aún no tenemos ni idea del potencial que encierra.
      Yo que me tengo que plantear en los próximos meses a qué colegio llevaré a mi pitufa, que ayer cumplió dos años y medio, ¿cómo voy si quiera remotamente a imaginar cómo buscará ella trabajo cuando llegue el momento?. Fascinante.
      Pero aunque a quienes estamos de lleno en el 2.0 nos parezca que todo el mundo está aquí concentrado, todavía hay muchísima más gente dentro de la caverna que ni es capaz de plantearse lo que hay fuera. Por eso creo que aún queda tiempo de coexistencia.
      Lo dicho, muchísimas gracias por pasarte y compartir, un abrazo!

  11. Majo permalink
    21 noviembre, 2011 17:58

    Hola,
    Hace tan solo tres días que empecé a leer este blog y no puedo hacer otra cosa. Enhorabuena María, me siento muy identificada en todos tus relatos y me está ayudando muchísimo a seguir con mi trayectoria profesional.
    Es alucinante como las palabras de alguien que acabas de conocer te pueden influir tanto.
    Soy una persona alegre y con bastantes habilidades de comunicación pero me has superado!!!!
    Gracias por cruzarte en mi camino!!!!
    Estoyyyyyyyyyyyy enganchadíiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimaaaaaaaa!!!!!!!!!
    Que sigas generando ilusión……..

    • 21 noviembre, 2011 23:52

      Jajajaja! bueno, ya me has teñido las mejillas de colorao por un buen rato!!! :oD
      Me llena de orgullo esto que me dices. Muchísimas gracias!!!
      Espero seguir aportando mucho más, ganas desde luego tengo!!
      Un abrazo enorme y Fuerza y Valor!

  12. Xesetec permalink
    21 noviembre, 2011 20:41

    Me pasa algo parecido a ELoy, salgo contenta de las entrevistas, de hecho salvo en una, siempre me han cogido y fue porque me puese nerviosa, tenía a cinco “jueces” para mi sola, y en la prueba de inglés pese a tener un buen nivel, me puse nerviosa y la fastidié, pero bueno, soy consciente de ello.
    El caso, es que pese a tener algo de experiencia en el campo en el que quiero centrar mis objetivos, mantenimiento industrial y/o generación eléctrica, mi problema pasa a ser algo “machista”; Me explico, en más de una entrevista, me han dicho: Es que te veo tan mona, tan rubia y tan arregladita, que la verdad, no te veo manchándote de grasa y con el mono de trabajo.
    Por Dios! Que he estado seis años en el ejército, he trabajado de operario y de ingeniero, ¿qué más quieren? ¿Es que tengo que ir a la entrevista en chándal? Esto me lo dijeron en la última, fue este viernes pasado y aún no me han contestado (supongo que tardarán una semana) también me “informaron” que el hecho de ser mujer actuaba en mi contra, porque el puesto era de responsable, con hombres a mi cargo, y no sabían hasta que punto lo iban a aceptar.

    • 22 noviembre, 2011 0:01

      Uy, qué duro. Por algo las mujeres que logran llegar a algo en sectores tan de hombres acaban siendo noticia o incluso convirtiéndose en película.

      El problema es que no sólo te tienes que enfrentar a cómo demostrar en tu CV tu valor añadido, además te tienes que enfrentar a graves prejuicios. ¿Cómo lo han hecho otras mujeres que han llegado al puesto que te interesa? ¿has intentado acercarte a ellas de alguna manera? si tienes suerte, pueden ser interesantes aliadas.

      Gracias por pasar por aquí y espero que me cuentes cómo te va yendo. Un abrazo.

  13. 23 noviembre, 2011 12:29

    Como siempre genial, no se me olvida esa frase que ya te he leído otras veces: cuesta tanto encontrar un trabajo, que supone el mismo esfuerzo buscar uno que nos gusta que uno que no! no se me olvida porque siempr eme he dedicado a enviar curris a lo loco por desesperación… ahora estoy en la búsqueda… un abrazo!!!

    • 23 noviembre, 2011 13:51

      Me alegro mucho que te haya gustado!! ya sabes dónde estoy si necesitas ayuda.
      Un abrazo!

  14. Xesetec permalink
    23 noviembre, 2011 22:02

    Ers un amor! Seguía tu blog desde hacía tiempo, aunque no me animaba a comentar, el otro día lo hice y tu respuesta me animó. Hoy me han llamado de una de las empresas en las que estoy en “el proceso” y me han comunicado que sigo en él, he pasado el primer asalto. A ver si hay suerte=)
    Besotes preciosa, y gracias por tus posts, son geniales, yo los sigo a pies juntillas.

    • 1 diciembre, 2011 8:11

      🙂 🙂 🙂 🙂 🙂 Gracias a ti!!!
      Ojalá haya suerte, espero que me cuentes!!
      Un abrazo enorme

Trackbacks

  1. ¿Y tú dónde vas con ese Currículum? | empleabilidad | Scoop.it
  2. El secreto del Oráculo « EnREDada
  3. ¿Y tú dónde vas con ese Currículum? | Empleate Salamanca | Scoop.it
  4. ¿Y tú dónde vas con ese Currículum? | empleate salamanca | Scoop.it
  5. ¿Y tú dónde vas con ese curriculum? | Espacio Encuentro Educativo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: