Skip to content

Esa primera oportunidad profesional

28 febrero, 2011

Viñeta de Brot

Él era un brillante joven de Salamanca. Vino a Madrid a estudiar la carrera (la tercera, en realidad) y se decantó por algo que ya siempre fue su pasión: la informática. El primer año de carrera se lo rifaban. Las empresas iban a la facultad a ofrecerle trabajo. Una vez licenciado, hubo un momento que tenía ocho trabajos a la vez. Ganó mucho dinero a base de su trabajo como informático.

Quién tuviera esa suerte, eh? Claro, pensaréis, es que he dado la clave: era una persona brillante – y no todos lo somos. Pues no. Por supuesto que lo era, de hecho era un hombre extremadamente inteligente, creativo, trabajador, perseverante y con el sentido de humor más fino que he conocido jamás, pero eso no fue lo que le permitió acceder de esa manera al mercado laboral y tenerlo todo “tan fácil”.

Alguno os habréis dado cuenta ya que aquí hay truco: de quien hablo es mi padre, en los años 60-70. Se licenció en la primera promoción de Informáticos en Madrid, y antes de la ley de incompatibilidades, llegó a tener –como os decía- ocho trabajos a la vez!!!!!!. Decir “se lo rifaban” es poco.

Lo que es increíble es que en realidad no ha pasado tanto tiempo pero es como si hubiera 200 años entre esa realidad y la nuestra. ¿Y por qué os cuento esto? porque tengo la impresión que, a día de hoy, hay mucha gente que sale de la carrera pensando que esa es su realidad!!!! Si ya no se llevan los pantalones de elefante y camisas pegaditas de cuello enorme (de hecho sí… pero ya me entendéis 😉

Pero ¿qué hace la gran mayoría de la gente? el que acaba la carrera y se lo puede permitir, se mete en un master. Si es para profundizar en lo que te apasiona, ¡perfecto!, estás en el camino correcto. Pero si es “porque no tengo ni idea de qué me gusta ni a qué me voy a dedicar, pero dado que licenciatura + master parecen los *estándares mínimos* hoy en día – y encima empujo el problema hacia delante al menos un año…” mal vamos.

¿Que es injusto que nos toque esto a nosotros? Sí. ¿Que la culpa es de los políticos y las subprime? También. Vamos a llorar, patalear, condenar nuestra mala suerte y echarle la culpa a los demás por tener que esforzarnos en conseguir algo que es nuestro derecho que nos den fácil, gratuita y “bien remuneradamente”.

Pero la realidad es que plantarse con 25 años, cero experiencia laboral, cero idea de qué quieres hacer en la vida… y con una tasa de paro superior al 20%… podemos llorar y patalear pero no es ni práctico ni inteligente.

La carrera profesional es obligación de uno mismo y hay que empezar a darle forma mucho antes de encontrarse en esa situación. Es confusa, complicada (dice el gran Yoriento que es “más fácil estudiar una carrera que planificarla”), y requiere de muchísima resiliencia. Pero el cuento ha cambiado DRAMÁTICAMENTE por tanto la forma de gestionar nuestra carrera profesional también tiene que ser DRAMÁTICAMENTE diferente.

La búsqueda de oportunidades profesionales, la búsqueda del Santo Grial es un ARTE que debes dominar. Hace (no tantos) años era algo opcional, pero en el siglo XXI se ha convertido en una habilidad clave y necesaria para la supervivencia.

Por tanto, no dejes pasar ni un día más, tienes que dominar el arte de gestionar tu propia carrera profesional, tienes que tomar las riendas: la oportunidad profesional no va a venir hasta ti, tienes que ir tú hacia ella.

~ Investiga ~

… sobre las técnicas de búsqueda de empleo, pero (como bien dice Richard Nelson Bolles) aplica la regla básica para viajar de los expertos: “antes de salir de viaje, pon encima de la cama, por un lado, toda la ropa que quieres llevar, y en el otro lado, el dinero que crees que vas a necesitar. Ahora empaqueta sólo la mitad de la ropa y el doble del dinero.” En tu caso: sólo vas a necesitar la mitad de la información que crees que necesitas sobre el mercado laboral pero el doble de la información que crees que necesitas sobre ti mismo.

Con esto lo que quiero que entiendas es que lo primero que debes hacer, la clave, el sentido de todo esto es que averigües QUÉ es lo que más te gusta / apetece hacer, y/o DÓNDE te apetecería más trabajar.

~ Tu mantra: buscar alternativas ~

No puedes limitar tu búsqueda de oportunidades profesionales simplemente al Currículum. ¿Qué pasa si eso no funciona? Abre ante ti todas las posibilidades y alternativas posibles. Si no lo haces así, te desesperarás y frustrarás rápidamente. Con alternativas, siempre tendrás alguna opción en la que trabajar, que investigar, en la que avanzar.

Empleando todos los métodos de búsqueda a tu alcance reducirás la importancia del papel que la suerte juegue en lograr tu objetivo.

~ Para trabajar, tienes que trabajar ~

Las experiencias profesionales, aunque sean temporales o incluso voluntariados no remunerados, son importantísimas. El haber “catado” el mundo profesional, empezar a buscar tu hueco en el mercado, vivir lo que es tener (o sufrir) superiores, responsabilidades, plazos, estándares de calidad, distintos ambientes de trabajo… es clave.

Además, haber desempeñado puestos mientras haces la carrera y el master dirá mucho de tu forma de ser y tu actitud. Llamar a la puerta de tu empresa objetivo “sin estrenar” te restará puntos y te resultará dificilísimo convencerles de tu potencial.

~ Olvídate de que lo que haces es buscar un puesto de trabajo ~

Eres tu propia marca y lo que debes hacer es desarrollar tu marca y posicionarla en el mercado.

De esta manera tu marca hablará por ti y atraerá a sus propios consumidores (léase empleadores). Buscar una oportunidad profesional “vendiendo” conocimientos y experiencia no es suficiente. Debes ir más allá: tu marca no sólo  mostrará tus conocimientos y experiencia pero además: quién eres tú, tus valores, tus habilidades, tu potencial. Esta será tu ventaja competitiva.

Este tema es muy importante – especialmente en el momento mágico que estamos viviendo con la web 2.0 o sea que hablaremos mucho más y con más detalle porque esto ya es el presente y será el futuro.

Os dejo con esta frase:

“He or she who gets hired is not necessarily the one who can do that job best, but, the one who knows the most about how to get hired.”

Fuerza y valor!!!

Si te ha interesado este post, puedes recibir los que escriba nuevos en tu correo o tu ereader – en la columna de la derecha encontrarás la opción de suscribirte por e-mail o RSS  :D Gracias!.

Y si quieres compartir este post, aquí tienes la URL corta (http://wp.me/pQlpC-jK) y abajo, el botón de compartir. Gracias de nuevo!.

Share

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Laura permalink
    28 febrero, 2011 16:18

    ¡Hola María!

    Gran post, pero creo que muchos nos “enteramos” o nos damos cuenta de esto cuando ya, no es que sea tarde, sino que se nos han pasado muchas oportunidades (y por qué no, hemos cometido muchos errores). También muchos de los que entran en la universidad lo hacen un poco a ciegas, sin saber muy bien qué quieren hacer. O incluso entran pensando que será de una manera y luego es de otra muy distinta. Muchos se desilusionan…y para ser sinceros, en la Universidad no abunda la buena orientación estudiantil.

    (Hablo sólo de Universidad porque es lo que conozco, pero seguro que los FP’s no son muy diferentes).

    Tampoco me refiero a que nos lo tengan que dar todo hecho, pero a veces los “pipiolos” recién salidos de la nefasta ESO no sabemos por dónde empezar a buscar, o siquiera qué hay que buscar(ah, ¿pero hay que buscar algo?). Cuando estás en Bachiller vienen “comerciales” de distintas facultades a ofrecerte el oro y el moro si estudias sus carreras (no se me olvidará en la vida el que vino para promocionarnos los estudios bursátiles) y pocos estamos al tanto de lo que ocurre al final de ese “túnel” que es la carrera. Los profesores que los traen no se molestan luego en darte ese consejo de veterano de “os lo tenéis que currar”, sino que nos venden la idea de que al terminar la carrera, no es que las empresas se vayan a pegar por nosotros, sino que fácilmente cogeremos trabajo e iremos progresando sin tener que partirnos la cara…

    Obviamente los que en su día nos creímos la cantinela, además, nos hemos encontrado con el panorama de hoy en día. Si antes tenías que partirte la cara por encontrar un empleo decente, ahora ya ni te cuento.

    Pero bueno, nunca es tarde para aprender y retomar el camino con más fuerza y sobretodo con más convicción. Eso sí, ¡ya no podemos entretenernos tanto que hay que cotizar 38 años!

    Un saludo.

  2. David permalink
    2 marzo, 2011 1:32

    Me sumo a la opinión de Laura, y a parte de lo de que “no nos enteramos”, “ir a ciegas”, “mala orientación”, etc. me quedo con su último comentario “Eso sí, ¡ya no podemos entretenernos tanto que hay que cotizar 38 años!” creo que por aquí está el foco del problema, dedicamos el tiempo suficiente a buscar el santo grial? pues probablemente no por diversas circunstancias como por ejemplo este concepto de que tenemos que estar el mínimo tiempo posible parados, y esto nos puede llevar en una dirección equivocada, acomodándonos en trabajos que realmente no nos gustan pero a los que nos adaptamos y acomodamos, olvidando la búsqueda del santo grial. Con lo anterior no quiero decir que haya que estar indefinidamente buscando el grial sin hacer ninguna otra cosa, pero si ser conscientes de que encontrar plata no debe impedirnos seguir buscando oro…

  3. 2 marzo, 2011 9:59

    Hola María,

    Tu artículo me parece, símplemente, perfecto.

    Mi caso es exactamente la situación que describes, así que en Octubre comencé mi “Plan Futuro”, es decir, pasar de estudiante de ingeniería a ser ingeniero. Todo ello lo difundo a través de mi blog, que sirve como imagen de mis actividades y mí mismo hacia el exterior.

    Por si te apetece visitarlo, creo que es un buen ejemplo de como llevar tu artículo a la práctica:

    http://www.davidmartinmaza.blogspot.com/

    Un saludo y enhorabuena por tu trabajo,

    David

    PD: El tema del blog salió de charlar con Juan Martínez de Salinas, orientador de CREA al cual sé que conoces.

  4. 9 marzo, 2011 1:32

    He descubierto este blog de casualidad a través de un tweet. Cada post que leo me motiva a hacer las cosas cada vez mejor.

    Yo soy Licenciado en ADE, y tras acabar la carrera te das cuenta, de que “sabemos de tantas cosas.. que no sabemos de nada” incluso siendo licenciados no tenemos claro que nos gusta de verdad. En los estudios inferiores falta muchísima información, y orientación, el problema es que aunque nos den una “buena orientación”, el mundo es tan cambiante, que lo que me podrían haber dicho hace 5 años… no tiene nada que ver con la realidad actual. Yo hice ADE, porque me gustaba el mundo económico y empresarial, pero sin una fuerte vocación, la cual ha ido creciendo a lo largo de los años, dándome cuenta de que realmente esto es lo que me gusta. Cualquier área de la empresa me apasiona, en especial la financiera. Esta etapa de crisis yo la veo como una oportunidad, una oportunidad de darnos cuenta del esfuerzo que tenemos que hacer para llegar a algo, y para valorarnos a nosotros mismos. Lo veo como una oportunidad de ser unos grandes profesionales “duros”, a los que no se nos han puesto las cosas nada fáciles, pero que con esfuerzo y talento podemos llegar lejos.

    Gracias por crear este blog.
    David.

    • 11 marzo, 2011 23:53

      David, muchísimas gracias por tu comentario.
      Efectivamente, las cosas cambian mucho en cinco años, pero desde el mundo académico hay que sacar a la gente de la burbuja. Si bien es importantísima una buena formación, lo cierto es que ¿quién hoy en día no la tiene? por tanto, ¿cómo voy a conseguir que me contraten a mí por encima de los cientos que saben exactamente lo mismo que yo? ¿me lo juego a la suerte, como si de la lotería se tratara?
      Aunque los caminos por los que puedas ir serán diferentes, irán creciendo y sofisticándose, la realidad es esa. Con que “pilláramos” esa idea con tiempo, otro gallo cantaría!.
      De nuevo: gracias a ti por pasarte y comentar. Espero que nos sigamos leyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: